ITINERARIO YACUANQUER

A 25 kilómetros de San Juan de Pasto, se encuentra el asentamiento donde tuvo origen la primera fundación de la ciudad de Pasto, conocida como la "Villa de Hatun Llacta" ubicada en una hermosa meseta, la cual se divisa desde la carretera Panamericana.
Las fértiles tierras y esplendorosos paisajes que dan brillo cuando el trigo está maduro, son el marco de este rincón de la Patria que guarda pasajes históricos de la lucha independentista.
Hoy Yacuanquer se presenta con identidad, sin el despliegue arquitectónico de la urbe, conservando la casita campesina de antaño que abre sus puertas al encuentro con la historia.
Región involucrada en el proyecto conservacionista Ecoandino. Su ecosistema está entre el páramo que nutre lagunas y valles interandinos cálidos y semicálidos; desde los 2.000 hasta los 3000 m.s.n.m. Sus tierras se labran en parcelas de minifundio, cuya variedad de cultivos las cubre un manto en policromía.
La apacible laboriosidad agrícola de sus pobladores es combinada con la habilidad de sus artesanos.
Venga, pues, y disfrute un par de días con nosotros.

Itinerario sugerido, dos días, una noche.

Primer día: Llegada a Yacuanquer que a 2700 m.s.n.m. brinda calor en el abrazo fraterno de sus gentes que conducen al visitante a un recorrido para conocer el templo de Santa María Magdalena, patrona del municipio; en la plaza está un hermoso monumento en bronce en honor al General Pedro León Torres, héroe venezolano que murió en la casona La Estancia, de arquitectura colonial y que perteneció a don Tomás de Santacruz, jefe principal de los realistas Pastusos. A petición de Bolívar, brindó posada al valiente general Torres después de haber sido herido en la batalla de Bombona- Cariaco, el 7 de abril de 1822.
Después de este recorrido se sale a Chapacual, sitio de alojamiento en casa campesina, acondicionada como albergue para una estadía matizada con olores de cultivos, canto de aves y aire puro que da la sensación de plenitud.
El almuerzo con platos tradicionales agrada al visitante por el toque ancestral, legado de la abuela; una "sopita" de frescos frutos del campo: La harniada o sopa de maíz, acompañada de patacón con hogao, trucha y verduras; de postre dulce de leche.
En la tarde se visita la capilla donde se venera al Señor de la Agonía y después a fincas de criaderos de cuy y trucha.
En la noche una cena con tertulia, aires musicales, y al calor de una fogata el suspenso y enigma por la narración de mitos y leyendas sobre duendes, y hechiceras; otros van a preferir recrearse con juegos tradicionales.

Segundo día: Desayuno con tortillas de callanas. Excursión a la Laguna de Telpis en las faldas del Galeras; azul intenso, oleaje bravio, hermoso paisaje de inspiración, apto para hacer fotografía. La travesía se hace desde Chapacual hasta la vereda San Felipe. La temperatura exige tomar una bebida caliente para cobrar energía.
El almuerzo es en un kiosco típico: Mazamorra, gallina criolla y papas con maní. Este plato elaborado con productos agrícolas de la región, base de la economía, sorprenderá a los visitantes.
Otros sitios de interés, son las veredas de Arguello Alto y Tasnaque donde se puede observar el paisaje popularmente conocido como colcha de retazos y el profundo y escarpado cañón del Guáitara.
Antes de partir una visita a talleres artesanales. Feliz retorno!

CARTOGRAFIA E ITINERARIO TUQUERRES




Si necesitas la cartografía urbana y rural del Municipio de Túquerres, has click AQUI y bájela  gratis


ITINERARIO

La independencia germinó en la ciudad señora y de los campos verdes de la sabana, la laguna filtró transparente el color para sus apacibles aguas.
A 72 kilómetros al suroccidente de la capital nariñense y encumbrada en la cordillera andina a 3.000 m.s.n.m., se encuentra la sabana de Túquerres. La historia de los Clavijos, insurrección precursora de la emancipación, invita a conocer esta ancestral cultura de etnias, actualmente rescatadas y protegidas en los resguardos.
El ascenso al "copón sagrado" que forma el volcán Azufral, conecta los ancestros con ritos, mitos y leyendas. Esta asombrosa Laguna Verde tiene una extensión de 1500 metros de largo y 600 de ancho.
Se puede visitar esta particular región en dos días con un itinerario que a continuación se propone. Si se queda más ya es por deleite.

Itinerario sugerido

Primer día: Desayuno con café, natas, pan de cuajada, pastel o torta de papa y huevos al gusto. Un derroche de manjares para que los turistas conozcan la gastronomía típica en el primer platillo del día.
Recorrido hacia la Laguna Verde. En un trayecto de 11 kilómetros desde Túquerres, caminando cinco kilómetros por un sendero de aire puro y aguas cristalinas de las nacientes corrientes hídri-cas.
Al descender por riscos, vegetación y canto de pájaros, se hace un receso para almorzar en una cabana campesina donde se prepara un delicioso sancocho de gallina criolla.
En la siguiente jornada se llega a La Jardinera, un Resguardo indígena que guarda y comparte su cultura y ofrece una cena típica con productos agrícolas de esta tierra: choclo con queso, habas, ocas, ají molido en piedra, carne asada y postre típico; se tendrá una muestra cultural y un desfile de música a cargo de la Banda de Yegua que anima a los asistentes y a los danzantes de Esnabú.

Segundo día: Desayuno: Envueltos de choclo, café y huevos. Salida a Yascual para visitar a San Sebastián, el contacto con la comunidad residente es a través de la danza, muestra cultural del Cabildo. Luego
se emprende camino a Pinzón para degustar del famoso cuy de esta región.
En la tarde, se continúa la actividad turística en la zona urbana visitando el parque central y el Templo de San Pedro, en el cual se venera al Señor de los Milagros, obsequio del Virrey Solís para los Quiteños, pero que en misterioso suceso llegó a Túquerres para quedarse por siempre.
Luego se visitará el Convento de las Hermanas Carmelitas, el Templo de San Francisco, las casonas coloniales, el monumento de la Insurrección y el monumento a Bolívar; obras arquitectónicas de gran valía y que refieren la presencia de varias congregaciones religiosas que han hecho presencia a través del tiempo.
Túquerres junto con Guaitarilla fueron a nivel nacional pueblos precursores en el grito de independencia e insurrección por los años 1800.
Se podrá admirar y reconocer la creatividad de las personas que habitan este municipio, para elaborar sus artesanías; esos bellos artículos son expuestos en la Casa de la Cultura.
Buen regreso y los esperamos nuevamente para atenderlos con afecto.

ITINERARIO TANGUA

Tangua se encuentra a escasos 30 Kms. de Pasto; a una altitud de 2.400 msnm. Hace parte del ramal centroriental de la cordillera de los Andes, y se asienta en las estribaciones del volcán Gale­ras. Santuario de flora y fauna. Se ubica en un ecosistema andino y amazónico; cuenta con atractivos como la laguna Coba Negra, y con fuentes de agua que son despensa hídrica que alimentan numerosas cuencas de los municipios de Tangua y Pasto.

La religiosidad le aporta atractivos culturales expresados en las fiestas patronales de San Rafael Arcángel, en su honor construyeron un majestuo­so templo. Mitos y leyendas, que involucran a duendes y deidades como La Llorona y La Grito­na, abundan en tertulias rurales en este encanta­do municipio que le dan un aire de misterio a los parajes inmersos en sus bosques, que en antiguos caminos forman senderos de árboles cubiertos de musgos de inigualable belleza. La cordialidad y laboriosidad de sus gentes, hacen de la hospitalidad y el trabajo artesanal una fortaleza para este destino turístico, el que empieza a caracterizarse en las especialidades del ecoturismo y el agroturismo.

Itinerario sugerido para dos días y una noche

Primer día: Desayuno típico con arepas de callana, pan de maíz, huevo criollo cocinado, agua de panela o café.

Se inicia con un recorrido por la iglesia, la casa cural, la casa de la cultura, el parque recreacio-nal y "La Hacienda".

Almuerzo con receta de las abuelas: Sopa de arrancadas, cuy asado, de sobremesa la chicha o un postre típico.

En la tarde excursión por los alrededores; salida al Boquerón para conocer a Ciquitán, casona de interés histórico; donde se tomará agua de panela con cuajada para entrar en calor y emprender camino a Santander; sitio donde se oferta aloja­miento en posadas turísticas, aquí le reciben con "chicha santa" y se exhiben en llamativa muestra, productos artesanales.

Cena: asado tradicional.

Segundo día: La jornada involucra a los turistas en tareas cotidianas de la comunidad. Para empezar se tomará un desayuno después del ordeño, con arepas, huevos, pan con queso, amasijo y un delicioso café con leche recién ordeñada.

Recorrido a Las Cochas; un trayecto de 15 minu­tos en transporte hasta Las Piedras, desde donde se obtiene el agua para la ampliación del acue­ducto de Pasto, Tangua y otros corregimientos; de este lugar se emprende camino por senderos agrestes que conducen a Las Cochas. La travesía dura 3 horas en las que, pletóricos de naturaleza, no se conoce la fatiga. La excursión que está dirigida por expertos de la región permite recono­cer la vegetación predominante, la formación de una laguna y descubrir los encantos de la casca­da. En este escenario natural se disfrutará de la pesca que le proporcionará un delicioso almuer­zo con trucha asada en parrilla, en medio de un entorno de encanto y paisaje que guarda duendes y lagunas.

En horas de la tarde en el descenso a Santander, viene bien un reconfortante café, que permite continuar activo en el retomo y disfrutar divisan­do otros atractivos como el Río Bobo, la represa y la cascada.

ITINERARIO TAMINANGO

Taminango, antigua población a la que se acce­día por un interminable recorrido a través de la vía Berruecos, San Lorenzo, o por La Unión; hoy en día está a más corta distancia que aquellas, gracias a la vía Panamericana que la ubica en la ruta del Sol. A 29 kms. del túnel de La Llana, desviando por el sitio de Panoya se encuentra esta población que le da su nombre al Munici­pio, Sus habitantes de tradición y laboriosidad dedican su esfuerzo productivo a las labores del campo. Celebran sus fiestas tradicionales del 22 al 25 de Junio en honor a San Juan Bautista.

A veinte minutos de la cabecera se asciende al Mirador Hoya del Patía en el cerro Majuando, desde donde se aprecia el río Mayo, y la unión de los ríos Juanambú y Patía; con gran horizonte hacia los pueblos del norte y noroccidente de Departamento.

Su estratégica ubicación hace que este Municipio con su atractivo principal, Puerto Remolino en la margen elevada del Patía, se haya convertido en un destino turístico de alta afluencia. Su elevada temperatura, los atractivos del río, la oferta de balnearios, su exótico paisaje y una adecuada vía, lo favorecen.

Primer día: Desde el túnel de La Llana ya se aprecia un aire de veraneo que conduce a la ruta del sol por los territorios del Patía. Comenzamos a disfrutar con un frugal desayuno en El Tablón, que además lo tienta con golosinas.

Recorrido desde El Manzano a Remolinos para disfrutar del esplendoroso sol, de una refrescante piscina y un buen almuerzo con tilapia a la criolla.

Recorrido por los paradores turísticos refugios del sol, finca feliz, mirador de La Fosa, frontera con el Cauca y las murallas de sal. Antes de que caiga la noche y ya con buen apetito, se disfrutará de una cena con la particular fórmula de carnero a la brasa, amenizada con una muestra folclórica.

Segundo día: Desayuno como lo prefiera, para después iniciar el recorrido por la Fosa del Patía; parada para contemplar el entorno; atrae la mirada ese llano extenso que sirve de lecho al río, en contraste con las escarpadas montañas. Se continúa el descenso hacia el río Patía para emprender un desplazamiento en ascenso a la gruta de la Virgen de Cumbitara. A continuación se visita "Asponar", planta de producción y acopio de pulpa de frutas. Visita al antiguo puente "Gómez Jurado" construido con cal y canto sobre la Quebrada de Linche, donde habitan los loros cabecirojos, que emigran desde el Amazonas por los meses de noviembre y diciembre; arribo al centro piscícola para la práctica de pesca deportiva y el disfrute de la playa del río, ideal para el juego de boliplaya y para un envidiable baño en la Bocana.

Almuerzo a orillas del río con un suculento sancocho de gallina criolla. No olvide tomar un delicioso jugo de borojó!. Tarde de placer con sol y río en la fosa del Patía. Si desea disfrutar más, esperamos su pronto retorno. Buen viaje!

ITINERARIO SAPUYES

El Municipio de Sapuyes tiene unas características singulares que lo vuelven atractivo para recorrerlo y disfrutar de sus encantos y leyendas. Está ubica­do en inmediaciones de las Sabanas de Túquerres y Guachucal y determinado ambientalmente por ecosistemas de alto impacto con incidencia biótica y ecológica, como el Páramo del Azufral y el Páramo de Paja Blanca, que se encuentra en el nudo de los Pastos, y conforma una importante estrella fluvial.

La Población de Sapuyes está ubicada a 80 kilómetros al sur occidente de Pasto, en una altura de 2.900 metros sobre el nivel del mar. La mitolo­gía, legado ancestral de los pobladores de este territorio, los destaca sobre otros pueblos que también fabulan con mitos y leyendas. Relatos como el de "la pista de aterrizaje para las brujas", le pone gracejo y humor al principal tema de sus mitos: las brujas.

Itinerario sugerido para dos días y una noche:

Primer día: Después de llegar a la cabecera del municipio, se visita el templo barroco y el muro de Bolívar; pos­teriormente se hace un recorrido por "La campa-na" y se visita el lugar de "Los monos", zona arqueológica de importancia regional.

En Malaver se puede disfrutar del ambiente en un confortable balneario.

Ya pasado el medio día y con buen apetito, se disfruta de un tradicional plato en El Espino: la sopita de "harniada".

En la tarde es muy atractivo realizar actividades de pesca deportiva, en el sitio "Paraná!", que puede terminar con un característico refrigerio de agua de panela con queso y tortilla "de callana". Se visita, seguidamente el sitio de la Piedra del Lobo.

En El Espino se procede al alojamiento en una posada turística.

En la cena integrados alrededor de la "tulpa", degustando una fresca y deliciosa trucha, que es el plato típico, se conversa en grata tertulia sobre los mitos y narraciones de estampas fabulosas que aseguran que algunos parientes o vecinos, años atrás, presenciaron el vuelo y revuelo de brujas; hechos y fantasías que atraen e invitan a disfrutar de una grata y sencilla velada.

Segundo día: A hora muy temprana se sale para ascender al volcán Azufral y disfrutar en el recorrido del imponente y delirante paisaje que forman los Nevados del Cayambe, en el Ecuador; el Chiles, y el Cumbal; el volcán Galeras, el pico "dedo de Dios", el cerro Colimba; y los verdemares que, con pinceladas nubes, forman las sabanas de Túque-rres y Guachucal.

Llegando a la cima, a una altitud de más de 4.070 msnm. el color esmeralda de la Laguna cautiva a través de la mirada, los espíritus y el ánimo que embriaga de naturaleza. El silencio es el lenguaje de los dioses tutelares de estos parajes que parecen ajenos a nuestro mundo.

De regreso ya en El Espino, se degustará un almuerzo para recobrar la temperatura del cuerpo, porque el espíritu está en efluvios.

Antes de partir, se visitan las fábricas de quesos "queseras", que abundan en estos parajes. Recorri­do por los talleres artesanales de tejidos en lana; de sombreros y bolsos hechos en cabuya.

Buen regreso; cuenten lo nuestro para que vengan más turistas!

ITINERARIO SANDONA

El municipio de Sandoná, que en Quechua significa "Flor de Montaña Lejana", goza durante el año de una agradable temperatura promedio de 18QC. Se encuentra ubicada a una altura de1.848 msnm., a 47 Kms. de la ciudad de Pasto. Sandoná es apreciada desde lejanías porque de ella se levanta, entre verdes y tejados, imponente a 60 mts., su hermosa basí-ica consagrada a "Nuestra Señora del Rosa-rio

Desde el arribo al veraniego corregimiento de El Ingenio, el viajero queda inmerso en una atmósfera de aromas y colores; El Ingenio, cuenta con pintorescos trapiches que en su molienda de caña producen panela, miel y guarapo. Los cafetales adornan entre follajes y rojos este paisaje.

Este Municipio tiene reconocimiento, mas allá de las fronteras Patrias, por el hermoso trabajo artesanai que hábiles manos de hombres y mujeres elaboran de la paja toquilla. La gastro­nomía también seduce a los visitantes.

Itinerario para dos días y una noche.

Primer día: Visita al Corregimiento de El Ingenio para conocer La Piedra Chura, petroglifo de 15 mts. de alto por 7 mts. de ancho; vestigio del Arte rupestre de los Quillasingas, que también habi­taron este territorio. Se encuentra en las laderas en Bohórquez. Después se visita la capilla doctrinera de El Ingenio.

Desde el Mirador "Loma Tambillo" se contem­pla la panorámica de la ciudad, desde donde sobresalen imponentes las torres de estilo gótico de la Basílica; declarada en 1999 como bien de interés cultural de la Nación, en cuyo interior se venera la imagen de Jesús Crucifica­do. Obra en madera tallada por el maestro Alfonso Zambrano Payan.

Almuerzo típico de la región donde se podrá saborear un sancocho de gallina criolla a la usanza sandoneña, acompañado con el famo­sos plátano sandoneño, afamado por el buen sabor y textura.

En la tarde se visitarán talleres de artesanía en paja toquilla, donde se podrá comprar hermo­sas piezas artesanales. Después, dejar espacio para saborear y llevar las golosinas típicas como: el dulce de las tres leches; melcochas batidas con maní; helados de paila y en espe­cial el chorizo sandoneño que compite con los mejores del mundo.

En la noche, durante la cena se tendrá la opor­tunidad de conocer expresiones culturales de Sandoná, en un evento que resalta el folklor local, saboreando una buena taza de "dulce café" elaborado por expertos, con el mejor grano cosechado en cafetales de la región que embellecen el paisaje nariñense.

Segundo día: Recorrido por míticas cascadas, para una "puri­ficación y limpieza". Ascenso a la Cascada de Belén la cual se divisa desde cualquier punto de la ciudad; junto a ella se encuentra la Gruta de La Virgen de Lourdes; se llega a través de escalinatas en un ascenso de 200 metros. Con­tinuando con el recorrido se llega a la Cascada La Regadera, que escondida entre la vegeta­ción, ofrece sus aguas cristalinas. Después se visita la hacienda "La Cafelina" que identifica el paisaje agro productivo de la región con sus cultivos de café y de caña.

Después de un suculento almuerzo, se termina en una tarde de sol y recreo. Buen retorno, le estaremos esperando con fraternidad!

ITINERARIO PUERRES

Encumbrada en una vertiente de la cordillera de los Andes, a una altura de 2.300 msnm. a 8 kms. de San Juan en la vía a Ipiales, se encuen­tra la población dé Puerres; cabecera munici­pal de esta tradicional región, que cuenta entre sus privilegios con un inventario de espejos de agua, vertientes y cascadas con características especiales, como el Páramo de las Ovejas y Monopamba; la cascada del río Angasmayo, que en su gran vertiente se precipita a más de cien metros. Su ubicación geográfica, en medio de hermosos paisajes, permite divisar distantes regiones que le dan vida a los labrados campos del sur de Nariño.

Poblado pintoresco que muestra una arquitec­tura señorial, que aún guarda decorados y cenefas en sus fachadas, con casas coloniales, entechadas con tejas de barro; en contraste con formas modernas en la arquitectura de su templo.

Puerres celebra su fiesta patronal entre el 13 y 15 de noviembre, el Señor de los Milagros es el santo patrono; la imagen de Jesús crucificado, talla en madera hecha por artistas Nariñenses, constituye un bien cultural de la región.

Itinerario sugerido para dos días y una noche:

Primer día:

Desayuno con café, envuelto de choclo y huevos campesinos al gusto.

Recorrido por el encanto de lagunas de los Alisales, y Monopamba. Posteriormente conti­nuar el recorrido para observar cultivos de caña y en el trapiche degustar guarapo; seguidamen­te conocer cultivos de caducifolíos: pera, duraznos y manzanas.

Almuerzo con trucha frita, muy fresca, del agua a la sartén. En la tarde expedición al río Afiladores , en un recorrido de 20 minutos que nos lleva a disfru­tar de una tarde de recreación en playa de río. Cena amenizada por grupos musica­les de la región, para degustar un apetitoso cuy, con papa y el particular ají adobado con semi­llas de calabaza.

Segundo día: Desayuno, chocolate con tamal. Caminata por el centro de la población, visita al templo en el que se venera al Señor de los Milagros; monumento a Bolívar; ascenso al cerro de las Tres Cruces, para luego bajar a orillas del Río Guáitara y visitar algunas hacien­das de origen colonial.

El almuerzo es en la playa, con un suculento sancocho de gallina criolla y un postre de dulce de calabaza con cuajada. En Puerres, antes de despedirse es bueno degustar un jugo de uvillas, bebida típica en la región.

Buen retorno, con gusto les estaremos esperando!

ITINERARIO LA CRUZ

A cuatro horas por vía terrestre, desde la ciudad de Pasto, se encuentra la ciudad de La Cruz. Este recorrido pasa por variados pisos térmicos y sorprendentes paisajes que evocan historia e imponente naturaleza. El Municipio de la Cruz está ubicado cerca del complejo volcánico Doña Juana. Está compuesto por los volcanes Petacas, Ánimas, Doña Juana y el Cerro Tajum-bina. Hace parte del Macizo Colombiano, como Parque Nacional Natural de Colombia.

Tajumbina se encuentra a 12 Kms. de la cabe­cera municipal, está a 2380 msnm., con una temperatura que oscila entre 10ºC y 20-C. Posee una riqueza acuífera esplendorosa, que al precipitar sus aguas forma cascadas que juegan con la policromía del arco iris formando círcu­los que mágicamente atraviesan. Sus aguas termales de alta temperatura, y el 'lodo medici­nal" hacen de Tajumbina junto a su paisaje, uno de los sitios con mayor atractivo turístico en el sur de Colombia.

Se dice que heredó su nombre de la Tribu Tajumbina perteneciente a la etnia de los Quillacingas. Cuenta hoy en día con gente amable y hospitalaria que ama su región y siempre está dispuesta a guiar a sus visitantes por los senderos de sus encantos. La gastrono­mía de esta región también se heredó de los Incas el famoso cuy; plato que en La Estancia, adquiere un sabor especial por su tradicional preparación. Además oferta platos como: la sopa de maíz, tamales, empanadas de añejo y preparados con arvejas, u I locos, papas y quinua.

Aunque se requieren largas temporadas para conocer los encantos del eco-parque, sugerimos el siguiente itinerario que es fácil de realizar:

Itinerario para dos días y una noche

Primer día:

Recibimiento en Tajumbina, alojamiento en posadas campesinas. Arribo y ambientación en el sector de los baños

termales.

Almuerzo campesino. Los participantes van a saborear una deliciosa gallina criolla con postre de mazamorra, luego de un reposo, contem­plando la caída de agua de la hermosa casca­da se invita a pasar una tarde de baños y pisci­na.

Cena de Integración y noche cultural. El cuy ^s el invitado a esta mesa especial.

Segundo día: Desayuno con los deliciosos tamales y el exqui­sito pan de La Cruz.

Recorrido intenso de carácter ecoturístico por La Palma y El Salado para disfrutar del verde en su gama de colores, aromas y una profunda oxigenación; se puede acceder al bosque donde existen árboles de cedro, romerillo y roble. Constituye un atractivo, la pesca deportiva.

Almuerzo de despedida. Para que no olviden esta maravillosa aventura el almuerzo será una muestra de la comida tradicional cruceña: un "sango7' sopita de maíz, acompañada con trucha y de postre el delicioso dulce de calabaza.

Existe un museo arqueológico, adecuado en el colegio Agropecuario de Tajumbina, donde reposan piezas representativas de la cultura Quillasinga.

Que sea grato su retorno y le esperamos para renovar su corazón.

ITINERARIO BUESACO


El clima cálido y seco de este Municipio es, sin duda, uno de sus mayores atractivos. A 1959 msnm., con 18-C y a 37 kms. de Pasto, por una vía que, tan solo recorrerla, ya es un paseo. Este territorio acariciado por cálidos vientos, también es cruzado por una red de puentes por todas sus estribaciones; desde antiguos de piedra y calicanto, hasta de complejas estructu­ras metálicas, como El Colgante sobre el río Juanambú; otros históricos como el del Socorro, y el de los dos arcos.

Su historia mas sobresaliente se escenifica en el lugar de Parapetos, donde se libró la Batalla del Juanambú, durante la lucha emancipadora. La hacienda Chacapamba guarda referentes histó­ricos, como cuartel del general Nariño y arqueológicos de la cultura Quillacinga con vestigios en piedra y en barro. Cultura que labró glifos en enormes piedras diseminadas en este territorio.

Su gente es amable, alegre y festiva. Cultivan el agro con dedicación siendo el café de alta calidad su principal producto. Su fiesta más importante es la de La Inmaculada, el 8 de Diciembre; la Feria Cafetera en Agosto y el Carnaval de Los Rojos el 7 de Enero.

Itinerario Para dos días y una noche

Primer día: Desayuno en Villa Moreno, antiguo "Chaca-pamba", tradicional paraje de viajeros que tomaban un buen refrigerio, antes de seguir al norte. A continuación se visita al petroglifo de El Vergel (Mesa Ceremonial Quillasinga). Parada "obligada" en el templete de Pajajoy, a orillas del Río Buesaquito, para saludar a la Virgen de Lourdes.

Arribo a la cabecera municipal, alojamiento y almuerzo con postres típicos.

Tarde de sol y piscina, para luego ir, en el crepúsculo, a La Estancia, donde se venera al Señor Del Río; la imagen está pintada sobre la pared, de donde se aprecian paisajes de culti­vos de café en las veredas del contorno. Después, en uno de los balnearios se propone un asado con noche de rumba.

Segundo día: Visita a Parapetos. El recorrido se hace con una primera parada en el Puente Colgante sobre el Río Juanambú, obra de bella ingeniería que mide 100 mts. de longitud, construida en 1958 por la firma alemana Fried Krupp Washinen. Junto al puente se puede contemplar la "aparición de la Virgen del Juanambú". También se observa el viejo puente de "El Socorro" de valor histórico y de hermosa construcción en piedra, ladrillo y argamasa; un poco más, corriente abajo, está el puente más antiguo, aún conocido como de los "dos arcos", aunque en la actualidad sólo quede con un arco. Sus estribaciones se sopor­tan en cada orilla del río, uniendo a los Muni­cipios de Buesaco y Arboleda.

El puente de "Los Arcos" se puede apreciar directamente al llegar al río en el descenso rumbo a "Parapetos"; se gozará de un baño en las frescas aguas del río. El almuerzo con gallina criolla preparado a orillas del Juanambú recon­forta el apetito activado después de esta jorna­da llena de emociones y ejercicio. En la tarde se visitará "Parapetos", escenario de valientes batallas en la lucha por la emancipación.

Regreso a Buesaco. Recorrido por talleres de artesanías, compras y disfrute de las apreciadas golosinas de Buesaco: "suspiros", "roscones"; artesanías, frutas, maíz y café. Buen viaje y un pronto regreso, con más tiempo. Claro está!

ITINERARIO ANCUYA

Ancuya es la población tutelar de la cuenca del río Guáitara, del que recibe a su vez, el húmedo aporte para sus cultivos y la magnificencia de su paisaje. A tan solo 4 Kms. de su cabecera munici­pal se encuentran dos puentes de importante Ingeniería que permiten comparar dos épocas y dos conceptos. Uno es El Colgante, y otro el Puente Nuevo. Allí también se ubica una peque­ña gruta construida para significar la fecha de coronación Canónica Pontificia de Nuestra Señora de la Visitación de Ancuya.

Tiene obras de interés arquitectónico, cultural y religioso como la hermosa capilla en honor a San Antonio y el templo de San Pedro Apóstol, de estilo románico europeo. Su población está conformada por gente trabaja­dora y amable, que tiene singular habilidad para transformar la paja toquilla, la madera y la guadua en bellísimos artículos decorativos y de uso personal. Aunque esta región amerita dedicarle buen tiempo para conocerla, a continuación sugerimos un corto pero agradable recorrido.

Itinerario para dos días y una noche:

Primer día: Visita a Yananchá para apreciar de cerca la belle­za natural de la Cascada de Tusnian; atractivo ambiental que guarda en fábulas, tradicionales enseñanzas sobre espíritus viajeros protectores de la naturaleza.

Desplazamiento a una pintoresca finca cafetera para conocer el trabajo agrícola en el cultivo y beneficiadero de este producto emblemático.

Pasado el medio día, se hace un alto en este agra­dable recorrido para disfrutar un delicioso almuerzo con la especial fritada que se prepara en Ancuya.

La aventura continúa por el sector rural; se visita El Ingenio, territorio donde se encuentran vesti­gios arqueológicos, legado de los antepasados, hoy observado como arte rupestre. Se halla plas­mado en la Piedra de la Fertilidad, un petroglifo en el que aparecen símbolos que encierran miste­rio y emoción.

Visita a los trapiches para conocer y disfrutar los aromas y procesos del jugo de la caña dulce, y saborear el guarapo con naranja. Cena y muestra cultural al calor de una fogata en una de las posadas.

Segundo día: Desayuno campesino y posterior salida a Pueblo Viejo para escalar el Cerro La Aguada, desde donde se observa una hermosa panorámica de esta región. Sitio especial para una interesante sesión de fotografía y para la aventura de volar y volar... , en parapente!

Pletórico de sensaciones podrá disfrutar de un refrigerio en casa campesina.

Ya de regreso en el casco urbano, el destino es un delicioso y medicinal baño en las aguas termales, que ayuda al apetito para almorzar con muchas ganas.

En la tarde se emprende una caminata hacia la "Piedra encantada" para enterarse de sus secre­tos; después de pasar la puerta entrará a otra dimensión. Atrévase! Buen retorno, le esperamos para que siga disfru­tando!